Profesor del Liceo Bicentenario de Coyhaique

Luis López: “El espacio y la motivación de este concurso es un aliciente para mantener el entusiasmo por su educación”

Para el recuerdo: alumnos del Liceo Bicentenario de Coyhaique, ganadores III Concurso Escolar en Innovación, Ciencia y Tecnología

Conversamos con el docente sobre su participación en el V Concurso Escolar en Innovación, Ciencia y Tecnología y las complejidades que ha tenido este proceso en tiempos de pandemia.

29/07/2020

Fuente: Museo de Historia Natural de Valparaíso

Sin duda el 2018, fue un año especial para el Liceo Bicentenario "Altos del Mackay" de Coyhaique, pues en su primera participación, fueron los ganadores del 3ª Concurso Escolar en Innovación, Ciencia y Tecnología que organiza el Museo de Historia Natural de Valparaíso con el proyecto; "Sonda de bajo costo para monitoreo de las profundidades de lagos glaciares Sub-Antárticos" de los alumnos Diego Oyarzún y Franco Carrasco.

Pasó el tiempo y este año, a pesar de la contingencia producto del COVID 19, la institución escolar no ha querido quedar al margen de esta iniciativa y gracias al esfuerzo de su profesor Luis López y por sobre todo de las estudiantes Javiera Aguilar y Aracely Mazzey, dirán presente en esta nueva versión del concurso con el proyecto; "Sonda de monitoreo oceánico para pesca artesanal".

Sin duda, uno de los artífices de la articulación y resultados obtenidos por el Liceo Bicentenario de Coyhaique es el profesor Luis López, quien desde hace dos años, se ha encargado de motivar aconsejar y dirigir los diversos proyectos científicos que sus estudiantes han presentado al concurso.

Conversamos con el docente para saber las complejidades del preoceso y la importancia de este tipo de iniciativas en la formación académicas de sus estudiantes.

¿Cómo fue su experiencia y la de sus alumnos al participar en el concurso?

Participamos el año antepasado (2018) con otro grupo y obtuvimos el primer lugar. En esa oportunidad era la primera vez que los alumnos del liceo participaban en un congreso de ciencias y el impacto fue inmediato en su autoestima y desarrollo. Esto sin duda los llevó a que creyeran más en sus capacidades y potenciaran más su curiosidad y necesidad de asumir responsabilidades. Luego de ésto, cada uno siguió participando en otros desafíos que los llevó a obtener varios premios posteriores.

¿Qué importancia tiene este tipo de experiencia en la formación de los alumnos?

Para mí, ver como se promueven las tecnologías en los jóvenes en este tipo de concursos, gracias a las instituciones que los patrocinan, es una confirmación que el trabajo que se está haciendo va en la dirección correcta, no sólo en nuestro colegio, sino que en varios en Chile. Esto nos confirma que a pesar que no siempre se cuenten con recursos, los objetivos sí se pueden alcanzar, especialmente si se crean estas redes de cooperación a nivel nacional. Es por eso, que agradezco lo que está haciendo el MHNV, pues permite visibilizar el trabajo y ayuda a reforzar la motivación y la confianza en los talentos de los estudiantes.

¿Cómo ha sido trabajar en este proyecto en plena Pandemia?

El espacio y la motivación que da este tipo de concursos son un aliciente para mantener el entusiasmo. En nuestro caso, hemos podido reunirnos en forma presencial y en línea en Aysén. Todo esto permite a las estudiantes mantenerse ocupadas en el desarrollo y creación de ideas.

Es importante destacar que el Concurso Escolar de Innovación, Ciencia y Tecnología, es apoyada y patrocinada por la Empresa Portuaria de Valparaíso y el Museo Nacional de Historia Natural. Además cuenta con la colaboración de la Incubadora Escolar AlCubo de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

Recursos adicionales

Materias: Ceremonia - Charla - Ciencias Naturales - Ciencia - Educación
Palabras clave: Trabajando por un museo sostenible - Puerto Valparaíso - Innovación - Concurso escolar
readspeaker