Pasar al contenido principal

Cambiando de Paradigma: Un inventario sostenible

Institucional

Cambiando de Paradigma: Un inventario sostenible

Publicado el 06/08/2021
Museo
Museo de Historia Natural de Valparaíso
Desde un tiempo a esta parte el Museo de Historia Natural de Valparaíso ha venido desarrollando una serie de acciones que permitan ir cambiando la cultura institucional con el medio ambiente. En este sentido, se ha estado desarrollando un inventario sostenible que permita no sólo reciclar el material encontrado, sino que también ayudar a consolidar la misión de la institución para los años venideros.

Los últimos años han estado marcados por un fenómeno indiscutible, es el creciente ritmo al que evoluciona la tecnología. Esta velocidad imparable a la que los dispositivos que utilizamos mejora, hace que al poco tiempo de disponer de ellos tengamos que cambiarlos. A veces por simple capricho, otras por necesidad, ya que el avance tecnológico hace que los aparatos queden obsoletos muy rápidamente, desechamos a diario toneladas de productos electrónicos. De hecho el PNUMA –Programa para el Medio Ambiente de las Naciones Unidas- calcula que se generan en todo el mundo cerca de 50 millones de toneladas de aparatos electrónicos que son desechados anualmente.

Este escenario no es ajeno a la realidad que vive el Museo de Historia Natural de Valparaíso, pues en el último tiempo ha estado llevando a cabo una serie de iniciativas tendientes a la sostentabilidad.

Patricia Díaz, es la funcionaria  del museo responsable de llevar a cabo este proceso, a través de un inventario sostenible, el cual “nació de la necesidad  de desocupar el espacio donde se encontraban esos bienes (impresoras, pantallas de computador, mesas, sillas, impresoras, etc.) para continuar con un proceso integral de donación de los elementos dados de baja por su estado de  deterioro y que se encuentran desactualizados técnicamente, para posteriormente, ver la posibilidad de reciclarlos”, nos cuenta Patricia

Al ser consultada sobre ¿Cómo se lleva a cabo el proceso?, la profesional nos comenta que en primer lugar “se realizó el retiro de objetos del lugar en el cual se encontraban, luego se limpiaron y se clasificaron de acuerdo al tipo de bienes (mobiliario, equipos computacionales, accesorios, equipos electrónicos, etc.) Luego, se protegen, se clasifican y se reordenan o simplemente, son donados a otras instituciones, acotó.

Luego de esto, agrega, hay una etapa administrativa que permite dar de baja los bienes, con sus autorizaciones y respectivas resoluciones. Pero sin duda, lo más importante es poder consolidar un convenio con alguna planta de reciclaje, con el fin de valorizar y reciclar la mayor cantidad de bienes, expresó. 

Otro punto que vale la pena destacar “es poder consolidar un protocolo de compras sustentables, que permita adquirir productos con ciertos estándares de eficiencia energética y respeto por el medio ambiente. Como por ejemplo computadores o multifuncionales con certificación Energy Star, seleccionar proveedores con Sello de Huella Chile, Sello Empresa Mujer y/o Sello ProPyme.

Sin duda, todo este trabajo no es sólo el esfuerzo de una sola persona, sino que cuenta con la colaboración de Claudio Delgado, auxiliar del museo, además de Odilia Campos y Graciela Debia, funcionarias de la empresa de aseo externo Scorpio Ltda, quienes a pesar de que no tienen la obligación de realizar esta labor de limpieza y reciclaje, igualmente prestan su ayuda para ir construyendo entre todos, un museo sostenible.

Noticias relacionadas